Miércoles, 21 de Febrero de 2024
21/02/2024 22:03:08
LUTO EN LA POLÍTICA
Murió Emma Tacta de Romero, la correntina amiga fiel de Evita e incondicional de Perón

Tenía 99 años. Fue siempre una operadora política nata. Logró la diputación nacional y fue ministra durante el gobierno de su marido Julio Romero. Logró juntar a Perón con Carlos Menem y los Rodríguez Saá.

Compartir en Facebook    Compartir este artículo en Twitter    Compartir este artículo en Telegram    Compartir este artículo en WhatsApp    Compartir este artículo en Linkedin    Imprimir esta nota
Domingo, 21 de enero de 2024

Murió ayer Emma Tacta de Romero, la operadora política correntina que marcó los destinos del peronismo en los últimos 40 años. Fue incondicional a Juan Domingo Perón, a quien reunió con Carlos Menem y con los Rodríguez Saá.

Tenía 99 años. Fue diputada nacional y ministra de Bienestar Social durante la gestión de su esposo Julio Romero, gobernador de Corrientes. Fue la primera apoderada mujer del PJ.

Nació en San Luis del Palmar. Era abogada. Se había recibido en la Universidad Nacional del Nordeste con el mejor promedio solo para defender a su esposo, perseguido político.

Sus restos fueron velados en la casa fúnebre situada por calle San Juan.

Padeció problemas de salud en la última semana y estuvo internada en el Centro Médico (avenida Ferré), donde logró superar una neumonía. Volvió a su hogar, pero tuvo una recaída.

“El general Perón me pidió que reorganizara el partido en el norte del país, para cuando él regresara”, contó Tacta en una entrevista al diario La Nación en 2011.

“Yo junté a Perón con Menem [Carlos], con Julio Romero y con los Rodríguez Saá”, se jactaba.

Madre de tres hijos, cobijó otros tres de su esposo, Julio. Tuvo dos hermanos, Germán y Raúl, que murieron a los 101 años. Germán fue presidente de la Cámara de Diputados de Corrientes.

La viuda de Julio Romero no era una desconocida para nadie que sepa en detalle la historia del peronismo.

Fue ministra de la gobernación de su marido, apoderada nacional del justicialismo durante el exilio de Perón en España y diputada nacional en los años 80.

Nunca abandonó la actividad política. “Yo sigo operando, pero no quiero nada para mí”, decía, parada junto a un busto de Evita, en el escritorio de la casa, un verdadero museo del peronismo, provisto de fotos, objetos y documentos.

Fue clave para que el chamamecero Mario Bofill aceptara ser candidato a senador provincial por el peronismo. “Yo me encargué de conseguirle un partido, porque necesitamos gente que haya demostrado buena voluntad en la actividad política”, explicaba.

Tuvo menos suerte en la última gestión que hizo para unir a Eduardo Duhalde y a Alberto Rodríguez Saá. “Sin pequeños renunciamientos, no se llega a nada”, decía.

Era habitual verla en la Legislatura provincial cada 1 de marzo, para oír los mensajes de los distintos gobernadores ante la Asamblea Legislativa.

Su vida

Emma Andrea Tacta de Romero nació en 1924 en la localidad de San Luis del Palmar a 30 km de la capital correntina. Hija de padres autonomistas, quienes eran amigos del gobernador Vidal, contrajo matrimonio con Julio Romero, en 1942. Emma, provenía de una familia con una elevada posición social y económica. Esto se consolidó por su unión matrimonial con Julio Romero, quien para 1946 se presentó como diputado por la Unión Cívica Radical Antipersonalista. El traspaso de la pareja a apoyar al peronismo, se dio durante la intervención del General Velazco, por las relaciones que se entablaron entre ambos.

Emma tuvo una relación muy cercana con Eva Perón. “Una vez estábamos con Evita, íbamos de noche porque ella estaba tan enferma que no podía dormir. Estaba muy sorprendida, porque yo ya tenía un nene chiquito, pero me había casado a los 18 años… una de esas veces, entró el general y nos tuvimos que esconder en un armario para que no nos vea. Se enojó muchísimo cuando nos descubrió y nos echó, pero después Eva nos volvió a llamar”, contó en una entrevista con la doctora María del Mar Solís Carnicer el 15 de octubre de 2009.

En el momento de la muerte de Eva, Emma se trasladó a Buenos Aires. Y si bien lo hizo en calidad de subdelegada, fue al velorio y cumplió con los rituales que se daban junto a su marido. Con la llamada Revolución Libertadora, Julio Romero fue detenido por seis meses y Emma se volvió a San Luis del Palmar a vivir junto a su familia.

Fuente: El Litoral



Domingo, 21 de enero de 2024

Director: Ignacio Villanueva - San Martin 992
ignaciov_1969@hotmail.com - 3772 634929
Copyright ©2010 | Confirmado.com.ar
Todos los derechos reservados

DESARROLADO POR:
www.chamigonet.com.ar