Jueves, 25 de Julio de 2024
25/07/2024 03:13:42
Judiciales
El perfil psicológico de un condenado por violencia de género

Qué determinaron las pericias psicológicas del Cuerpo de Psicología Forense, practicadas a Emanuel Polo, condenado en un juicio abreviado a dos años de prisión en suspenso por golpear violentamente a su expareja. Uno de los peritos del Poder Judicial, sostuvo en su informe que Polo “posee una personalidad, con tendencia al descontrol de sus impulsos violentos”. El otro informe advierte que el condenado “podría volver a tener problemas con la ley por violencia con sus parejas, u otros problemas familiares y sociales”.

Compartir en Facebook    Compartir este artículo en Twitter    Compartir este artículo en Telegram    Compartir este artículo en WhatsApp    Compartir este artículo en Linkedin    Imprimir esta nota
Miércoles, 10 de julio de 2024

El pasado viernes, el Juez de Garantía, Dr. Gabriel Aldaz, a través de un juicio abreviado, homologó el acuerdo de partes, por el cual se condenó a Emanuel Polo (35), a la pena de dos años de prisión en suspenso, por ser penalmente responsable de los delitos de “Lesiones leves doblemente agravadas por la relación de pareja y mediar violencia de género, en concurso real con amenazas simples”, cuya victima fuera su expareja, ella embarazada de ocho meses al momento del hecho.

Las pericias psicológicas practicadas por el Cuerpo de Psicología Forense del Poder Judicial a Polo, fueron contundentes en sus resultados.

Uno de esos informes sostiene que el imputado posee “una personalidad de tipo ansiosa con rasgos de impulsividad, defensiva y con insatisfacción, fragilidad emocional, inmadurez, egocentrismo e irresponsabilidad, problemas crónicos con el manejo de la ira y tendencia al abuso de sustancias psicotrópicas. Según lo evaluado es una persona que podría volver a tener problemas con la ley por violencia con sus parejas u otros problemas familiares o sociales”.

Otro de los informes, reveló que la personalidad de Polo es “de tipo ansiosa con tendencia al descontrol de sus impulsos violentos, modalidad comportamental nerviosa, dependencia afectiva con tendencia al control posesivo de su vínculo de pareja, conductas ligadas al consumo problemático del alcohol y otras drogas. También presenta indicadores de un nivel moderado de peligrosidad para cometer actos violentos”, y añade, “posee rasgos ansiosos con tendencia al descontrol de sus impulsos violentos, tendencia a conductas de tipo manipulatoria”.

Por otra parte, el informe pericial, advierte riesgos en su comportamiento futuro al indicar que existen “indicadores de fragilidad emocional, inmadurez, egocentrismo y tendencia a la irresponsabilidad con problemas crónicos en el manejo de la ira y tendencia al abuso de sustancias psicotrópicas, se concluye que es una persona que podría volver a tener problemas con la ley.”

Entre los elementos de prueba en su contra, se sumaron varios testimonios, además de la declaración de su última víctima, quien relató de manera pormenorizada, las agresiones físicas y verbales que recibió de Polo, estando embarazada de ocho meses, todas las heridas se constataron a través de informes médicos.

Unos de los testimonios comprometedores, fue el de A.N.M. L, expareja de Polo, quien sufrió también agresiones físicas de similares características. La mujer expresó que el imputado “era un manipulador obsesivo y maltratador”.

El hecho

Ocurrió en mayo del 2021, en una vivienda ubicada en el centro de la ciudad, donde el imputado vivía junto a su expareja (ella embarazada de ocho meses).

En un momento, Polo, valiéndose de una relación de poder desigual, la tomó a su víctima fuertemente del brazo y la llevo a la cocina, empujándola al piso, con la intención de sacarle las zapatillas, para que no intente escapar.

Cuando la mujer intentó huir, el agresor la tomó de los pelos, arrastrándola hasta el dormitorio, para subirla a la cama, poniéndole una almohada en la cara y posteriormente apretarle el cuello y amenazarla, todo motivado por sus celos.

Además de la pena, el acusado deberá cumplir reglas de conducta, fijar domicilio, tratamiento psicológico para las conductas violentas y adicciones y prohibición de hostigamiento a la víctima.

Polo deberá cumplir estrictamente estas reglas de conducta impuestas por el magistrado, quien le advirtió en la audiencia, que si no cumple, o comete algún delito “se revoca la condicionalidad”.

Para arribar al juicio abreviado, el acusado tuvo que reconocer su responsabilidad.


Por Ignacio Villanueva


Miércoles, 10 de julio de 2024

Director: Ignacio Villanueva - San Martin 992
ignaciov_1969@hotmail.com - 3772 634929
Copyright ©2010 | Confirmado.com.ar
Todos los derechos reservados

DESARROLADO POR:
www.chamigonet.com.ar